Calzados Molino es una empresa familiar que desde el año 1952 se dedica a la venta de calzado de artesanía de caballero y señora. Con el paso de los años hemos ido evolucionando y adecuando el producto hacia segmentos de población con unas características específicas: el pie delicado.

Antonio Molino, nuestro padre, comenzó su andadura profesional a los 14 años, en Madrid, en 1941, en la empresa “Calzados Pradillo”, en el número 13 de la calle Magdalena. Un comercio pionero en el calzado cómodo y en el pie delicado; de hecho, su eslogan era “un sanatorio para sus pies”, que hoy en día continúa.

Aquí dio sus primeros pasos, como empleado de la zapatería.
Y estando en San Sebastián tiene la suerte de conocer a dos personas, dos socios, que le ayudan a inaugurar, en 1952 y en la Avenida, Calzados Molino. Calzado de artesanía de señora y caballero fabricado en legítima piel, salones, bluchers… Proveedores de Elda y Mallorca.

En 1966, él ya solo, monta una tienda en Irún, en el Paseo de Colón.

Al principio, la tienda seguía el concepto de la de San Sebastián, pero poco a poco fue derivando a la especialización en el calzado saludable y de confort…Y aquí estamos, ¡celebrando el 51 aniversario!

Somos los hijos los que continuamos el negocio familiar, siguiendo la “huella” de nuestro padre, es decir, cada vez más implicados en encontrar las mejores marcas que proporcionen salud y bienestar.

Y hace 10 años volvimos a Donosti, a la calle Urbieta, con un producto muy novedoso, el calzado MBT. En principio fuimos una franquicia de MBT, es decir, una tienda exclusiva de venta del calzado fisiológico MBT. Y hace 4 años dejamos la tienda como en Irún, o sea, como multimarca, siguiendo MBT siendo uno de nuestros productos básicos.